lunes, 16 de octubre de 2017

Profesión temporal de nuestra hermana Carmela.

No sé si habéis leído ya la revista de nuestra diócesis, pero os mando esta captura de pantalla para robaros una sonrisa. Imagino que ahora mismo tenéis la misma cara de felicidad que yo. Ya se nos ha pasado el susto y la sorpresa de aquel día en el que nos dijo: "el Señor me llama". ¿Os acordáis?. A unos nos cambió la vida más que a otros,  pero todos la echábamos de menos y se nos hacía raro verla en el coro, en lugar de a nuestro lado.  Aquello que al principio se nos hacía raro, se ha convertido en lo normal. Y lo normal es, ver a nuestra hermana Carmela radiante de felicidad porque el Señor la llamó,  y ella dijo sí. 


PRIMER "VIAJE CISTERCIENSE" DE LA FRATERNIDAD.

Quiero compartir con vosotros la experiencia vivida esta última semana.
Los hermanos de la fraternidad del Monasterio de La Palma-Cartagena, decidimos que sería interesante visitar, poco a poco, todos los monasterios de la Orden y sus fraternidades de laicos. Pensamos que lo correcto era empezar por nuestra casa madre, y a Navarra que emprendimos nuestro primer “viaje cisterciense”.
Hemos visitado los monasterios de Alloz, Tulebras, Vico y La Oliva. Tengo que decir que, TODOS, TODOS, han conseguido dejarme sin palabras: monjas, monjes y hermanos de las fraternidades. No hemos podido tener mejor acogida. Nos hemos sentido como en casa y no puedo expresar nuestro agradecimiento con palabras. 
Especialmente quiero saludar a Puri de Vico y a Guillermo de La Oliva, y deciros que: ¡ánimo!, tenéis dos fraternidades increíbles. Y gracias también a Sagrario, que pertenece a la fraternidad de La Oliva y que nos ha acompañado por esas “carretericas” navarras.

“Siempre hermanos en Cristo”.

Con los hermanos de la fraternidad de Vico.


Con los hermanos de la fraternidad de La Oliva.


En el Monasterio de Tulebras.


martes, 5 de septiembre de 2017

viernes, 1 de septiembre de 2017

Retomamos las reuniones de la fraternidad.

Ya hemos puesto fecha para la vuelta de las vacaciones. Nuestra primera reunión será "Si Dios quiere", el 23 de septiembre. Que, por cierto, es San Pio de Pieltrecina, así que a él le vamos a encomendar que nos guíe en este nuevo curso.